Propiedades y beneficios

Propiedades de la fruta desecada o deshidratada

La fruta deshidratada conserva los minerales, proteínas, hidratos de carbono, fibra y todas las vitaminas de la fruta fresca. La fruta deshidratada puede perder un porcentaje de su contenido en vitamina C y A, en beneficio de la conservación de la fruta obtenida.

Al eliminarse la piel, pepitas y reducirse el agua, un kilo de fruta deshidratada equivale de media a unos 7 kilos de fruta fresca, con lo que se ahorra espacio y reduce el peso.

En cuanto a su precio, teniendo en cuenta lo anterior, es más económica, sobre todo en las frutas tropicales.

La fruta deshidratada puede conservarse más de un año si se protege adecuadamente en lugar fresco, seco y apartado de la luz del sol en frascos de cristal.

Las frutas deshidratadas no necesitan refrigeración.

Algunas frutas deshidratadas contienen sulfitos como conservante y antioxidante, producto utilizado frecuentemente en la industria alimentaria, como por ejemplo en la fabricación de vino, cerveza, galletas, patatas fritas, etc. Algunas personas con asma pueden ser sensibles y deben de moderar su consumo.

Al estar ya lista para tomar, no hace falta lavarla, pelarla o cortarla. Además puedes transportarla sin un especial cuidado, ya que se adapta en cualquier espacio (bolso, mochila, etc.).

Su sabor es más intenso, debido a la concentración de sus azucares naturales. Esto la convierte en una golosina natural y sana. Algunas frutas llevan azúcar glasé en su superficie para que no se peguen los trocitos de fruta entre si y puedan consumirse mas cómodamente.

La fruta deshidratada puede consumirse sola o como ingrediente para acompañar otros platos (cereales, ensaladas, pasta, etc.).

100 g. de una mezcla de frutas deshidratadas aportan 244 calorías, 2,19 g. de proteínas, 7,4 g. de fibra, 47,66 g. de azúcar, 0,44 g. de grasa, 17 mg de sodio, 8% de hierro, 4% de calcio, 4% de vitamina C, etc.

Beneficios para la salud

  • Conserva la mayor parte de las propiedades y beneficios de la fruta fresca.
  • Facilidad para consumir la cantidad mínima recomendada de fruta, que son cinco porciones de fruta. De ese modo, con 150 g de fruta deshidratada podemos llegar a cubrir esa cantidad.
  • El proceso que conlleva la deshidratación de las frutas mejora la absorción de ácido ascórbico y caroteno.
  • Propiedades reguladoras de múltiples funciones orgánicas, como las digestivas, circulatorias, inmunológicas entre otras, por su contenido de fibra y vitaminas.
  • Tienen propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias que ayudan en la lucha contra las infecciones urinarias. Previenen enfermedades como el cáncer de próstata.
  • Muy aconsejable para reponer energía rápidamente en actividades y trabajos que consumen mucha energía, como el deporte, el estudio, trabajos físicos.
  • No contiene colesterol.
  • Un excelente tentempié o snack.
Beneficios para la salud de la fruta