Todo lo que necesitas saber sobre la fruta deshidratada

Todo lo que necesitas saber sobre la fruta deshidratada

Nuestro artículo de hoy tiene como objetivo principal dar las nociones básicas sobre un super alimento como es la fruta deshidratada a aquellas personas que están empezando a consumirlo pero que tienen dudas sobre que es, la calorías que tiene y los beneficios para el cuerpo.

1. ¿Qué es la fruta deshidratada?

La fruta deshidratada o fruta seca como también se le conoce habitualmente no es ni más ni menos que fruta natural como la que compramos a diario en el supermercado pero que tras pasar un proceso de deshidratación intenso reduce su contenido en agua al mínimo. La principal ventaja de este proceso es que la fruta sigue conservando sus propiedades, vitaminas y beneficios para la salud como si fuera fruta fresca.

Esta técnica que a priori puede parecer novedosa, es un proceso heredado de zonas rurales, donde antiguamente debido a la falta de accesibilidad económica y geográfica desecaban frutas y alimentos para alargar su duración y poder consumirlas en condiciones óptimas durante un período más prolongado en el tiempo.

Con la eliminación del agua se conseguía por un lado reducir el peso de las frutas hasta un 20% del original y por otro se podía detener el crecimiento de las bacterias que ocasionaban el deterioro de la misma ya que éstas no podían sobrevivir en un entorno seco.

El tratamiento llevado a cabo en el proceso de deshidratación tiene como objetivo conservar su color y se lleva a cabo a través de sustancias como la vitamina C, azufre o sulfito, por lo que es desaconsejable su consumo en personas que tengan asma.

 

2. ¿Engorda la fruta deshidratada?

 Un debate que viene de lejos y es que los alimentos deshidratados especialmente la fruta han estado envueltos en polémica por su contenido calórico. Así que llegados a este punto no queda más remedio que dar respuesta a la famosa pregunta que muchas personas se hacen ¿engorda la fruta deshidratada? Vamos allá.

Si bien es cierto que la fruta seca tiene un alto valor calórico y presenta un gran porcentaje de hidratos de carbono simples (azúcares) la alta concentración de nutrientes convierten a las frutas deshidratadas en un alimento ideal para nuestra salud ya que son importantes fuentes de vitaminas y minerales como: potasio, calcio, hierro y provitamina A (betacarotenos), además son una gran fuente de fibra que los convierte en uno de los mejores alimentos para mejorar nuestro transito intestinal.

De hecho hay muchas personas que recomiendan el consumo de frutas deshidratadas en la dieta ya que ayudan a perder peso.

 

 

Para que podamos hacernos una idea media taza de frutas desecadas equivalen a una taza de fruta fresca, ya que no tienen los mismos valores nutricionales, el proceso de deshidratación tiene como resultado una concentración de los nutrientes lo que provoca una concentración de calorías en un alimento más pequeño.

Entonces ¿la fruta deshidratada engorda o no?

Pues la respuesta es depende como todo en la vida, si llevamos una alimentación variada y rica en nutrientes saludables, hacemos ejercicios de forma regular y su consumo es moderado la realidad es que es uno de los mejores alimentos que una persona puede consumir.

En cambio si comemos de forma desordenada, tenemos un estilo de vida sedentario y se abusa de las mismas, engordan, pero esto pasaría con el arroz, el pan, la leche y el 90% de los alimentos.

No engordan los alimentos sino el estilo de vida asociado a ellos.

 

3. Beneficios de los alimentos deshidratados

Como hemos comentado antes la mayoría de las personas piensan que los alimentos deshidratados son solo un puñado de calorías y azúcares pero numerosos estudios desmienten este hecho y dan luz a otra verdad muy distinta. Entre los principales beneficios de los alimentos deshidratados encontramos.

- Reducen el riesgo de sufrir cáncer y es que no es nada nuevo que las frutas y verduras son una de las mejores formas de prevenir el cáncer. Entre los factores de riesgo principales a la hora de padecer enfermadades encontramos la oxidación de nuestro sistema y la inflamación crónica, estos factores pueden reducirse considerablemente con el consumo de fruta y verdura deshidratadas y frescas ya que las mismas poseen alto contenido de antioxidantes y propiedades antiinflamatorias.

- Previenen las enfermedades del corazón. Las frutas y verduras reducen el colesterol y afectan positivamente a los indicadores de inflamación, junto con un estilo de vida saludable consumir alimentos deshidratados y frescos es la mejor medicina.

- Son ricos en fibra. Como hemos comentado anteriormente ayudan a mejorar nuestra salud intestinal, no olvidemos que el estómago es apodado en el mundo médico como un segundo cerebro por lo que es importantísimo mantenerlo sano.

- Son aptos para personas diabéticas. Aunque pueda parecer contradictorio los alimentos deshidratados, especialmente las frutas secas, poseen un índice glucémico medio-bajo esto quiere decir que a pesar de contener azúcares no causan picos en los niveles de glucosa de forma instantánea que es precisamente el principal problema que sufren las personas diabéticas con los alimentos azucarados

- Protegen y refuerzan nuestra estructura ósea. Su alto contenido en calcio, magnesio, boro o vitamina K.

- Influyen de forma positiva en el embarazo. En los embarazos las madres necesitan una mayor cantidad de nutrientes para alimentar a su futuro hijo, de este modo las frutas y los alimentos deshidratados representan una fuente excepcional de nutrientes extra durante estos meses.

 

 

Después de este mega artículo nos gustaría terminar con una de nuestras frases preferidas y que resumen a la perfección el contenido de este post.

Cuando la alimentación es mala la medicina no funciona y cuando la alimentación es buena la medicina no es necearia.

¡Feliz año nuevo a todos!

Comentarios (0)

Deja un comentario

Nombre*
Email*
Título*

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Comentario*